http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

martes, junio 06, 2006

El Mundial desde afuera, con el corazón adentro.



Vivir el Mundial sin ser uno de los treinta y dos equipos que consiguieron clasificar a la cita mayor del deporte más hermoso del mundo, puede sonar terrible o hasta catastrófico en muchos casos, pero la verdad es que el Mundial tiene tanta presencia propia; Más allá de que mi país no participe de él, genera la misma pasión en mi que la de un hincha Argentino, Brasilero, Alemán, Inglés o la de cualquier parte del mundo que tenga la aspiración a ganar la Copa. Y es que el mundo se rinde ante 32 selecciones, 736 jugadores de los cinco continentes todos en torno una pelota, llena de sueños y de magia. Disfrutar el mundial es una forma de sentir que en el mundo todos somos iguales, donde distintas razas pueden convivir en paz y en mucha alegría, talvez opacada por algún resultado negativo, que al final es una motivación para volver a intentar en la próxima copa y seguir con la fiesta mundial más grande de la humanidad.

El no estar ahí como uno de los actores principales de la competencia no me impide sentir la adrenalina por mis venas, el corazón latir con mucha más fuerza, porque esa pasión que me trajo hasta aquí, es la pasión por el fútbol y se ve reflejada cada cuatro años, solo con la Copa del Mundo.

No hay comentarios.: