http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

jueves, junio 10, 2010

A rodar mi amor...


Es indudable que cada cuatro años el planeta deja de ser el mismo. De repente las fronteras se devanecen y todo parece ser tan simple como patear un pelota. La tierra deja de rotar y se queda anclada en punto y esa rotación planetaria, es ahora un simple ruedo de balón empujado por hombres con la fuerza de países enteros. Todos, sin excepciones, soñamos, jugamos y creemos, nos olvidamos de las diferencias y de repente todos disfrutamos. Bienvenido sea Sr. Mundial!