http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

miércoles, abril 27, 2011

Capítulo 3: Kárpov vs Kaspárov



El duelo más grande en la historia del ajedrez tuvo su merecido homenaje en el Bernabeú, Mourinho y Guardiola fueron los más fieles ejemplares de dos ajedrecistas del nivel de los soviéticos. Y es que los duelos de estos dos maestros, trascendieron los tableros, se convirtieron en dos modos distintos de entender la vida, dos personalidades opuestas, dos modelos enfrentados de juego y dos filosofías de vida.

Las tablas con las que cerraron el primer tiempo fueron bien justificadas: Con las fichas blancas de Mou paradas en su terreno de juego esperando alguna movida de los alfiles azulgranas, o alguna galopada de los caballos culés, pero sin que aparezca “la reina” y simplemente con el trabajo de los peones tocando la pelota en defensa sin oposición o presión alguna, el cero era justificado. Mucho estudio y tan pocas llegadas, que el partido pudo jugarse sin arcos y nadie los hubiera extrañado.

De repente comenzó el segundo tiempo y la pieza principal de Mou cometió un gravísimo error, es cierto, no impacto en la pata del caballo derecho de Pep, pero la forma y el momento del partido lo hacen ser irresponsable, y lo hicieron tirar por el tacho de basura todo lo bueno que había realizado en los dos capítulos anteriores. Los merengues perdieron toda confianza al ver salir al bastión defensivo sobre el que habían construido sus esperanzas, diríamos que fue una muy mala movida, que entrego la cerrada partida a un Messi, que de ahí en más, recorrió casilleros de derecha a izquierda, para adelante y para atrás, con la libertad que lo hace una reina cuando no tiene más oposición para ir en busca del Jaque Mate.

Y así fue, dos definiciones que se habían hecho esperar en esta mini serie, pusieron el “jaque” definitivo en este duelo que promete su capítulo final. Eso sí la confianza en las fichas blancas no es la misma. Perdió guerreros importantes (Ramos, Pepe) y ahora debe ir a Camp Nou en busca de un sueño de final, en busca de la “Orejona” que hoy está casi tan golpeada como la Copa del Rey bajo el bus merengue.

Aunque, bien dicen por ahí que nadie ha ganado una partida de ajedrez rindiéndose. Por eso es que el último capítulo de este duelo amerita más concentración que los anteriores tres, y es el que seguramente definirá cual será el título final de esta historia que nos cuentan los grandes maestros del fútbol mundial.












No hay comentarios.: