http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

jueves, junio 02, 2011

El fútbol revive a dos leyendas

Es tiempo de desempolvar la memoria, buscar esos viejos recortes, esas fotos en blanco y negro con las que crecimos, con las que aprendimos que el fútbol sudamericano es grande, es más grande que el Europeo.

Esas viejas historias de Copa Libertadores que tenían a genios del fútbol brasilero llevando las viejas pelotas de cuero pegadas a sus pies, o esos viejos guerreros que crearon la mística garra charrúa.

Sudamérica este 2011 volvió a demostrar que esta años luz del viejo continente, con peores canchas, con jugadores que valen menos que el sueldo de algún astro del Madrid o Barcelona, con problemas sociales, con problemas de infraestructura, con todo en contra, pero con un corazón y una pasión que solo alguien que ha jugado en estas tierras las entiende. Y es que ¿Cómo vas a saber lo que es fútbol, si nunca vibraste con una Copa Libertadores?

Santos eliminó en una semifinal apasionante a Cerro Porteño que peleó hasta el ultimo minuto, de la mano de Neymar que vendría a ser el equivalente a ese Coutinho de ese 1962. Y Peñarol viajó a Buenos Aires como cuentan esos viejos libros, a revivir una rivalidad que enriquece el fútbol Rio Platense. Con Diego Aguirre, su último gran héroe Libertador en 1987, en el banco como DT, eliminó al mejor equipo argentino, el Vélez de Gareca, con mucha garra y emoción.

Cuantas historias empezarán a circular en los medios, todos a desempolvar esos libros, tapes, fotos y cuentos guardados, de un fútbol tan rico como el latinoamericano. Pelé como su máximo ícono volverá a circular en los canales de TV. El nombre de Alberto Spencer, máximo goleador en la historia de la Copa Libertadores también sonara en todos lados.

Neymar, Martinuccio, Olivera, Elano intentarán escribir una nueva página para restaurar esas reliquias que heredaron y que las tenían archivadas en leyendas míticas. El 15 y el 22 de junio una de esas dos leyendas se hará tangible para toda una generación que ha estado esperando paciente entre libros e imágenes viejas.





No hay comentarios.: