http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

domingo, julio 24, 2011

Cielo de un solo color… ¡CELESTE!

Quince copas… Ganador por excelencia, con más títulos que cualquier selección sudamericana en el certamen continental. Única capaz de dar vueltas olímpicas en la casa de los gigantes Brasil y Argentina… ¡Uruguay es de nuevo campeón y el continente lo celebra!

Es que desde la mañana del 24 de Julio Buenos Aires se inundó de banderas “celeste y blanco”, con el mate bajo el brazo y el trapo colgado en la espalda los uruguayos caminaban por las calles porteñas bajo un cielo tan celeste como sus camisetas.

El Antonio Vespucio Liberti se disfrazó de Centenario por 90 minutos… Uruguay fue local ante un Paraguay al que le quitaron el libreto y no supo improvisar. Suarez intratable e incansable, Forlán sacó su chapa de balón de oro mundial, Arévalo Ríos agigantado, Lugano y Coates infranqueables, los Pereira incansables, Muslera imbatible, todas las claves de un equipo compacto y coherente.

Desde el banco “El Maestro” Whasington Tabarez, dando cátedra de fútbol a un continente, olvidándose de la garra y el empuje para cambiarlo por frialdad y buen toque. Con jugadores peleando cada pelota como si fuera la última, los celestes volvieron a levantar la Copa América con goles de Suarez y de Forlán (x2).

Le devolvieron al fútbol un poquito de lo que esta edición se lo había quitado, alegría, color, fiesta y sobre todo goles. Un campeón que celebra toda su histórica grandeza en un presente maravilloso y futuro prometedor. Porqué al final de cuenta… El Celeste le regalo un sol a su pueblo y le dijo a la golpeada América que seguimos siendo el fútbol.

Tiene Buenos Aires un rincón…


Ciudad que como pocas vive el fútbol con alma vida y corazón, golpeada por el descenso de uno de sus dos gigantes, recibió la final de la Copa América con la rareza de que no la jugaba la Argentina, ni Brasil, pero con un marco espectacular de paraguayos y uruguayos.

El tango de Florida y Lavalle no sanaba por Nuñez, todo era candombe uruguayo. La avenida Corrientes invadida por orientales que pintaron el centro porteño de celeste y blanco. Rojo y blanco también se pintaba el barrio de Once y el camino al Monumental. De repente la coqueta zona de Belgrano se “mixtureaba” de visitantes fronterizos a la espera de una nueva final.

Buenos Aires extrañaba la fiesta grande del fútbol mundial, desde el 87 que no era sede de una final de selecciones mayores, conocedora de grandes batallas y de la pasión rio platense, le abrió la 9 de Julio y Rivadavia a sus visitantes… El Obelisco y la Casa Rosada se mostraron a los turistas... Su hermosa Recoleta a los periodistas del continente e invitó a visitar sus shoppings, teatros y sus pubs en Palermo.

Capital Federal en medio de sus elecciones porteñas miraba de lejos la Copa América, hasta el 24 de Julio que le tocó gritar a los cuatro vientos que debió ser una sede más utilizada en el certamen, porque por muy “federal” que se decidiera presentar al torneo, Capital es el epicentro de la pasión futbolera en ese corazón Xeneize y Millonario que polariza el fútbol.

Interminable, sorprendente porque ni cinco años alcanzan para conocerla de principio a fin, la gran ciudad siempre tiene un rincón que nos sorprende para disfrutar sus “muzzas”, sus “choris”, sus “parrillas”, saborear una Quilmes y respirar fútbol, eso sí bien abrigado en esta época del año.

sábado, julio 23, 2011

El espíritu Guerrero de Manco Capac

Ese hombre del imperio Inca que casi bordea la leyenda por sus historias míticas, hoy renació en el desastroso campo de juego del hermoso Estadio Único en La Plata; En el espíritu de Paolo Guerrero, delantero que estaba a la espera de su oportunidad desde que Claudio Pizarro asumió la responsabilidad de ser el “bombardero de los andes”, Guerrero no encontraba el espacio para poner su imagen a la luz del imperio futbolístico.

La Copa América 2011 fue el escenario perfecto para que el 9 peruano mostrara todo su poderío, fortalecido por la sangre joven del medio campo con Chiroque y Lobatón de laderos; El gran héroe de la Copa, hizo un triplete que colocó a los incaicos en el podio final de un Torneo escaso en goles y figuras.

Guerrero con su despliegue, con su capacidad de definición y sobre todo con su potencial goleador cumplió la misión asignada por el “Inti futbolero”, selló el resultado en el momento más complicado para la selección peruana y marcó la diferencia para hacer renacer toda la esperanza de su ayllu que ahora sueña con clasificar a un mundial

Perú 4 – Venezuela 1 no fue ese típico partido por el tercer puesto que nadie lo quiere jugar, si las escrituras no nos engañan, este partido en el que Guerrero fue amo y señor puede ser el punto de inflexión que estaban esperando las tribus de mitad de tabla para abajo de Sudamérica para cambiar sus destinos en el deporte rey.

Ciudad Única de La Plata













Seguramente sea de las ciudades más nombradas del último mes en el Planeta Fútbol. Pero es que la hermosa ciudad de las diagonales fue el epicentro de la mayor cantidad de partidos de la Copa América que sintió sobre todo la ausencia de su querida “Celeste y Blanco”.

La Ciudad Capital de la Provincia de Buenos Aires para sorpresa de muchos ¡no es porteña! … Esta aproximadamente a unos 55 kilómetros del centro bonaerense y es seguramente la ciudad más planificada que recibió al certamen más antiguo de selecciones.

Sus diagonales caracterizan la arquitectura perfecta en cada una de sus manzanas, fácil de ayudarte a que te pierdas en sus calles, pero teniendo como referencia visual siempre su imponente Catedral. Cada una de las diagonales es identificada por números lo que la hacen más particular todavía, ya que una dirección tranquilamente puede ser confundida con un número telefónico.

La Plata cuenta con su resistido estadio Único, resistido decimos porque aquí no quisieren jugar Estudiantes, ni Gimnasia sus partidos y es que el folklore del fútbol en esta tierra no permite a dos equipos antagónicos identificarse en un mismo escenario.

El Único tiene una arquitectura de primer mundo, pero los problemas a los que quedo expuesto lo devuelven a nuestra querida Latinoamérica. Con un campo de juego modular, desmontable que nunca afianzó como terreno de juego. Tuvo que ser cambiado y rellenado con arena, fue foco de atención de más de un brasilero que pateó uno de los cuatro penales desde la fosa ubicada a 12 pasos del arco.

La capital bonaerense no es más esa ciudad tranquila que elegían los estudiantes para cursar sus carreras universitarias, ahora y gracias a muchas disputas políticas entre la Señora Presidenta de la República Argentina y el Gobernador de la ciudad Autónoma de Buenos Aires (máximo opositor), se ha convertido en la sede principal de los tours de bandas a nivel mundial, y fue la casa de la Selección Argentina, o al menos intentó serlo pero Batista no ayudó para que fuera así.

Fue testigo del heroico debut Boliviano, fue parte de las letras doradas con las que Venezuela escribirá esta Copa en su historia. Sus cimientos contarán seguramente con el tiempo que vieron a Brasil pasar sin hacer un solo gol, o quizás Paolo Guerrero presumirá que hizo un hat-trick en este estadio evocando a glorias de antaño del fútbol peruano.

Tantas cosas podrá contar la lona que techa el aforo deportivo, pero seguramente más podemos escuchar de la población capitalina que cambió su ritmo de vida para dejarnos ver rodar a la Tracer Doma en su gran Elefante Blanco.

domingo, julio 17, 2011

Santa Fé cuna de campeones…















Así predican sus calles con fotos de Pumpido, Batistuta, Mascherano y Messi entre otros integrantes del equipo de Batista. Y es que sin querer, terminó siendo la casa de la selección Argentina, tal vez, algo inesperado dado que era la sede del segundo del Grupo A. Pero la ciudad estaba preparada, fue la que más ambiente copero local ha demostrado, cada vidriera, cada comercio, cada restaurant de la ciudad estuvo acorde a la ocasión, decorado para recibir a su equipo.

Lo hizo en la segunda fecha del Grupo A, y los del Checho la decepcionaron, pero ciudades con tanta cordialidad como la Santafecina se empecina en ser optimista, el segundo partido de los cuartos de final había pintado la ciudad entera de celeste, por donde se miré la invasión fue total, hinchas, periodistas, gente “famosa” de toda la Argentina y del Uruguay ocuparon su publicitada y hermosa peatonal…

Pero para entender una ciudad tan activa futbolísticamente como esta era necesario recorrerla, tomarse un tiempo y caminar sus calles, cruzar sus puentes dejarse sorprender por sus detalles… Todas las fuentes de la ciudad por ejemplo emanaron agua con tintura celeste… O con un cementerio simbólico en medio de una coqueta plaza pidiendo justicia y memoria.

Santa Fé a medida que la recorres te obliga a no parar, en cada lugar que pones la mirada hay algo llamativo, un edificio increíble, un imponente barco, las chicas de esta provincia son de lo más lindo de la Argentina, la amabilidad de su gente es tremendamente agradable… viven en un ritmo de ciudad grande en una ciudad calmada y con una de las más ricas cervezas del país.

Su estadio, ese conocido Cementerio de los Elefantes, vio la primer batalla de dos gigantes: Argentina y Uruguay. Digno de ser una final, se vieron las caras temprano por su irregular primera fase, un partido bien al estilo del Río de la Plata, con cargadas, y mucho corazón, ensuciando la camiseta se jugaron los 120 minutos que depararon en los fatídicos tiros de los 12 pasos por ese caprichoso 1 a 1.

Santa Fé fue una fiesta pero de los orientales, Argentina sintió esa vieja sensación de decepción qué la tiene a mal traer, ni la brillantez con la que jugó Messi la pudo salvar del fracaso. Uruguay todo lo contrario, consolidó en su arquero esa leyenda del Maracanazo 61 años después, el mismo día de julio..

Será entonces ¿Qué el Brigadier Estanislao López habrá vuelto a ser testigo de esa cuna de campeones que pregona? Acaso, ¿habremos visto nacer al futuro campeón de esta 43° edición de la Copa?

jueves, julio 14, 2011

Ahora si… Somos América somos el fútbol


El eslogan utilizado en varios lugares de la Argentina para promover la Copa América, ideal para vender un evento de la magnitud del mismo, con selecciones como la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile, Colombia, que después de muchos ediciones trajeron a sus más rutilantes figuras a la competencia más antigua de selecciones del mundo.

Terminó la primera rueda y las selecciones que estaban en deuda saldaron en cuotas de fútbol lo que la gente había comprado de ellos. Colombia y Chile decidieron hacer tres pagos equilibrados y sacaron ventaja al término de la primera fase. Los más grandes Argentina y Brasil recurrieron a sus viejas fórmulas de buscar jugar más que romper ideas y llegaron a saldar su deuda en el último plazo y dejando un poco de cambio a su favor. Uruguay, Paraguay hicieron cálculos errados y casi se quedan sin los últimos pesos para cumplir su deber de fútbol.

Venezuela y Perú simplemente organizaron bien los números, acomodaron su juego a las tres cuotas y pasaron sin apuros la etapa clasificatoria. Costa Rica, México, Ecuador y nuestra querida Bolivia no pasaron de la promesa, sin cálculos, sin medidas, tuvieron picos altos y bajos en la primera rueda que los dejó con los dos pies afuera del certamen.

El fútbol nos había tenido ausentes de su encanto, el gol rehusaba a asomar en el frío invierno argentino. Pero la última semana de esta Copa América, ahuyentó la “ola polar” subió la temperatura y dejó pasar al GOL, al FÚTBOL y a la emoción hasta los últimos minutos de cada una de las series.

Los ocho finalistas que cumplieron con sus haberes ahora prometen que empieza la Copa América que está esperando atentamente el esférico mundo del fútbol.

domingo, julio 10, 2011

Entre salteñas y venezolanos







Una de las ciudades más pintorescas de la Argentina abrió sus puertas a la Copa América, “Salta la linda” como le dicen es sin duda un denominativo perfecto para explicar sus calles y colores.

Una de las ciudades más coloniales que mantiene su arquitectura y sus calles con ese estilo, sin edificios altos ni malls gigantes, Salta es una de esas ciudades que en pleno invierno invita a pasear sus calles en manga corta, con sus empanadas y costeletas que seducen a probarlas.

Pero de noche Salta al contrario de muchas ciudades no tan grandes en la Argentina toma vida propia, ese paseo Balcarce se convierte en el epicentro de la música floklorica y de los mejores pubs donde seguir saboreando la cerveza salteña.

Convulsionada por la Copa la linda se llenó de venezolanos a la espera de escribir las mejores letras de su libro de la historia del fútbol, por ahora satisfechos lideran el grupo B viendo al mismo Brasil bien de arriba y cómodos esperando trascender sus propias limitantes buscando el pase a cuartos de final.

Salta, es eso noche, cultura, sabores y hoy por hoy fútbol y si la cosa sigue será parte de la historia grande venezolana.

jueves, julio 07, 2011

La Copa de la otra Argentina







Pocas veces la Argentina se muestra tan federal como lo está haciendo en esta Copa América 2011. A medida que nos toca alejarnos del centro de la ciudad de Buenos Aires, la Copa toma calor: La Plata, Santa Fé, San Juan, Córdoba, Mendoza, Salta y Jujuy viven un evento inédito en sus entrañas.

Nos toca visitar el norte argentino, una deuda pendiente desde que pise suelo argento. Gracias al fútbol llegamos a ese tan olvidado rincón del país que lejos del epicentro político tiene una sociedad cálida, futbolera y colapsada por la presencia del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

La 43° edición de este evento sudamericano nos permite ver lugares que el turista naturalmente anclado en los lujosos y coquetos barrios porteños de Recoleta y Palermo deja pasar desapercibida. San Salvador de Jujuy es una especie de pequeña Bolivia en pleno territorio argentino, con bellezas naturales, con el típico desorden y colorido de nuestra gente en las calles y sobre todo con un clima que invita a visitar escapando del invierno capitalino.

Jujuy seguramente es la ciudad más invadida por emigrantes bolivianos que radican en esta nación, personas que desde hace décadas han visto pasar generaciones boliviano-argentinas ante sus ojos. Claro, los medios los obligan a escuchar y ver las noticias de la capital del país y se quejan que acá nadie se acuerda de poner gas para la calefacción en las escuelas y los niños deben ir a clases igual. En Buenos Aires los padres no permiten que sus hijos vayan por el frio, pero en realidad como todos acá saben que son simples disputas políticas.

Lejos de las garras de la oposición “Macrista”, Jujuy parece ser una base fuerte del “Kirchnerismo” hoy convulsionada por la llegada del presidente Morales y la selección Boliviana, la capital norteña se viste más que nunca de rojo, amarillo y verde para llenar ese estadio del lobo jujeño que vio alguna vez en sus filas a Óscar Sanchez, Iván Sabino Castillo y Marco Sandy entre otros aficionados que pasan anónimos la frontera en busca de cambiar sus vidas.

lunes, julio 04, 2011

Bolivia inspira y sueña


Hubiera sido la misma Copa América si el debut del primero de julio terminaba con una victoria Argentina (?).

Venezuela primero, Perú hoy fundamentaron su espíritu guerrero en lo hecho por Bolivia aquel viernes de apertura en la Copa. Es que de ser la cenicienta del certamen la selección pasó a ser el ejemplo a imitar, el espejo en cual reflejarse esa imagen que todos quieren dar al mundo que los mira pateando la Tracer Doma.

De fútbol (?), mejor no hablar todavía, terminó la primera ronda y aún hay una deuda pendiente al respecto, Argentina obligada a generar idilios con su publico esta cada vez más distanciada en su línea de tres volantes defensivos con su público que no logra calentar el frío invierno; Brasil sumergido en sus fantasmas de Sudáfrica renovó equipo con Neymar, Ganso y Pato que siguen prometiendo mucho más de lo que efectivizan.

Paraguay, Chile, Colombia y Uruguay los llamados a ocupar los lugares que están dejando bacantes los gigantes por sus lagunas reflejadas en la cancha, no logran posicionarse y terinan trastibillando.

Bolivia sumó un punto con un "gol de mierda" como lo llamó Messi, pero la verde logró cambiar el humor de esta 43° edición de la Copa América.


sábado, julio 02, 2011

Proceso en progreso


Pasó mucho tiempo para ver una selección boliviana con un orden táctico y disciplina en el campo de juego, todos los integrantes de la verde lograron alinear sus ideas con las de técnico y al momento de ejecutarlas con sus compañeros, en ritmos incluso del fútbol europeo que proponían las figuras argentinas, Bolivia logró ser precisa.

Es cierto que el gol sigue siendo un déficit alto, Edivaldo con un taco y un grosero error de Banega rompió el hielo en esta edición 2011 de la Copa América. Un golazo del Kun Agüero puso el empate definitvo a uno. Pero el resultado tiene un gustito a labor cumplida; Bolivia de principio a fin propuso una idea, y Argentina cayó en ella.

El equipo de Quinteros no fue un número más en la inauguración como prentendían algunos. La selección se hizo protagonista y quizás peco de no saber aplicar un mazazo final. Orden, claridad, calma y personalidad destacaron en varios puntos altos: Arias, Raldes, Rivero, Flores, Campos y Edivaldo estamparon el estandarte tricolor en una de las páginas más recordadas de la historia de la Copa América de aquí en más seguramente.

Nuestra verde volvió a ser elegida para ser la cenicienta, jugando el partido inaugural por tercera vez en una Copa América y de nuevo, volvió a salir airoso, en tres ocasiones consecutivas la selección empató con el favorito, el local, y esta vez no pasará desapercibido porque este estaba vestido de celeste y blanco al nivel del mar.