http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

domingo, julio 24, 2011

Cielo de un solo color… ¡CELESTE!

Quince copas… Ganador por excelencia, con más títulos que cualquier selección sudamericana en el certamen continental. Única capaz de dar vueltas olímpicas en la casa de los gigantes Brasil y Argentina… ¡Uruguay es de nuevo campeón y el continente lo celebra!

Es que desde la mañana del 24 de Julio Buenos Aires se inundó de banderas “celeste y blanco”, con el mate bajo el brazo y el trapo colgado en la espalda los uruguayos caminaban por las calles porteñas bajo un cielo tan celeste como sus camisetas.

El Antonio Vespucio Liberti se disfrazó de Centenario por 90 minutos… Uruguay fue local ante un Paraguay al que le quitaron el libreto y no supo improvisar. Suarez intratable e incansable, Forlán sacó su chapa de balón de oro mundial, Arévalo Ríos agigantado, Lugano y Coates infranqueables, los Pereira incansables, Muslera imbatible, todas las claves de un equipo compacto y coherente.

Desde el banco “El Maestro” Whasington Tabarez, dando cátedra de fútbol a un continente, olvidándose de la garra y el empuje para cambiarlo por frialdad y buen toque. Con jugadores peleando cada pelota como si fuera la última, los celestes volvieron a levantar la Copa América con goles de Suarez y de Forlán (x2).

Le devolvieron al fútbol un poquito de lo que esta edición se lo había quitado, alegría, color, fiesta y sobre todo goles. Un campeón que celebra toda su histórica grandeza en un presente maravilloso y futuro prometedor. Porqué al final de cuenta… El Celeste le regalo un sol a su pueblo y le dijo a la golpeada América que seguimos siendo el fútbol.

No hay comentarios.: