http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

miércoles, agosto 31, 2011

Los boludos

Siempre creí que de la "boludez" a la "mala lechez" hay una línea tan delgadita que cuando te paraste en ella, no logré divisar de que lado caíste. Igual cuanto puede importar eso (?).

El asunto es que te caíste solita, ¡que boluda fuiste! ... Aunque claro, viéndolo desde el otro punto de vista, si, tienes toda la razón, más boludo seguiré siendo yo que me sigo preguntando si te habrás lastimado. ¡Jaaa!

Es que es así vio ... decididamente la vida no es para boludos como nosotros, al menos no juntos...


miércoles, agosto 17, 2011

Ángeles y Demonios: La Batalla Final


Lejos parecían quedar esos cuatro capítulos que paralizaron el mundo, enfrentando a dos estrategas, dos filosofías de juego Pep vs Mou. Parecía que las batallas de Pepe vs Messi iban a quedar guardadas en nuestras retinas en el primer semestre de este 2011.

Pero el comienzo de la nueva temporada nos ha guardado la batalla final entre estos dos guerreros técnicos y metedores. El Real Madrid de Mourinho, logra sacar ese carácter peleador de los chicos buenos de Guardiola.

Messi decide enojarse ante la incansable búsqueda de sus rivales por impactar de cualquier forma su cuerpo, Ramos y Casillas no se cansan de acusar las constantes exageraciones de Alves y Adriano. Marcelo reparte a diestra y siniestra, Mourinho provoca y Pinto se engancha en cualquier tumulto.

La realidad es que Madrid plantea bien los primeros minutos de los clásicos, presiona mucho arriba y logra que CR7 desequilibre, pero pierde la calma fácil, rápido e inecesariamente; Entonces, Iniesta y Messi en medio de su fastidio siguen siendo efectivos y letales para el corazón merengue.

Seguramente esta hermosa leyenda va seguir teniendo más historias que contar, porque el Barcelona - Real Madrid no volverá a hacer el mismo. Este 2011 ha logrado transformar al derby español como el clásico del mundo entero.

La batalla casi campal que amenazó el final de la Súper Copa Española reavivo las rivalidades más puras del fútbol, nos regalo el capítulo final de esta seguidilla de clásicos que no nos deja seguir nuestras rutinas, pero volvió a dejar en claro que no importan las fórmulas que se apliquen, la ecuación siempre termina resolviéndola un tal Lío, con clase, con lucha o como sea que le proponga el desafío el "mousmisimo diablo".