http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=46870

jueves, diciembre 13, 2012

La incomprensible guerra: Bolívar - Prensa



No voy a hacer énfasis en los colores que tenemos los periodistas deportivos, eso es innegable, y es que cómo algo que nos apasiona tanto como el fútbol, precisamente se basa en el amor que de niño nace por el deporte, e innegablemente en nuestro medio lo que nos acerca al fútbol son los colores que llevamos en la sangre. Hace mucho tiempo que el periodismo en el mundo ha dejado de ser objetivo, y el periodismo deportivo no es la excepción a la regla.

La credibilidad periodística, en nuestros tiempos, pasa por definir un bando y no perder la capacidad de razonar, de difundir las cosas como son, y si nos toca la oportunidad formar opinión hacerlo sin la necesidad de dañar a nadie, si no de generar conciencia. En nuestros tiempos todos pedimos cambio, cambio de mentalidad, cambio de actitud, se habla de procesos de cambio en todos nuestros ámbitos diarios y la realidad es que si queremos cambio, primero debemos cambiar nosotros.

La era de BAISA en Bolívar trajo varios cambios en nuestro país, desde crear cargos gerenciales dentro de un club como el Gerente Deportivo, hoy utilizado por varios otros equipos. Tener un departamento de marketing entendiendo que el fútbol dejó de ser un negocio de recaudaciones. Deportivamente seguro se puede discutir muchas cosas a este manejo dirigencial y gerencial, como el constante uso de la palabra "proceso", pero con abruptos cortes incompresibles, la falta de trato a jugadores referentes y otras cosas a profundizar en otro tipo de análisis.

En este tiempo Bolívar también, monto un departamento de prensa, que como la mayoría sabe, es algo normal, habitual, en cualquier club hasta de segunda división de cualquier país del mundo. El departamento de prensa establece reglas, normas, sistemas de acreditación y formas de comunicación. Para cubrir entrenamientos, ruedas de prensa, partidos, se solicita acreditaciones individuales a los departamentos de prensa, ellos se dan el lujo de tener un protocolo de establecer, cómo, dónde y cuándo solicitar estas acreditaciones y tienen el derecho de admisión.

El Club Bolívar en La Paz, es el único equipo que tiene un encargado visible de prensa, con el cual se pueden planificar notas individuales, documentales, modos de informar y otras cosas que obligan las formas actuales en el mundo, ya el programa de media hora con encapsulados del cable no es suficiente. Muchos periodistas (colegas, amigos, familiares incluso) no se acostumbran a estos cambios, claro, es comprensible, toda la vida trabajamos de una forma en nuestro medio, pero el cambio, el mejorar las cosas no es malo, el entender los nuevos tiempos, el hacer las cosas de modo profesional -aunque la carrera del periodismo deportivo no requiera el cartón- es lo que conlleva la responsabilidad de comunicar, de formar opinión, el cómo difundimos a nuestros deportistas también ayuda y contribuye a fomentar el deporte.

Alguna vez le pedí personalmente al encargado de prensa mejores condiciones para cubrir las conferencias de prensa post-partidos, hay que hacer las cosas bien de los dos lados, Bolívar impone normas y reglas de trabajo que deben ser públicas e iguales para todos, y está en su derecho de modificar en cualquier momento las mismas, debemos respetarlas y cumplir con el oficio de cubrir correctamente a uno de los equipos grandes del país, sin andar quejándonos y pegándole a todo lo que sea celeste. Debemos pedir mejores condiciones técnicas para nuestro trabajo, zonas mixtas, cumplimiento de horarios programados, claro que sí, pero no lo hagamos con maldad, no seamos tendenciosos, seamos serios, justos, esa es la verdadera función periodística de nuestros tiempos.

Todos queremos cambios, mejoras, para nuestro fútbol, pero para que eso llegue mejoremos primero en casa, cambiemos nosotros, hay una generación de dirigentes que creció con una mentalidad y hasta aquí nos llevó, hay una generación de periodistas que siempre trabajo de un modo casero y seguro que lo hace muy bien en muchos casos, pero el mundo exige otras cosas, hoy exige profesionalizarnos todos, dirigentes, técnicos, jugadores, árbitros, y por supuesto los informadores también debemos hacerlo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buena nota de prensa, seria bueno compartirla en mas lugares, un abrazo.

José M Arévalo dijo...

Siempre muy sobrio en tus ideas querido Beto. Hay que entender que los periodistas no somos "dueños" del circo, ni tenemos derecho de hacer las cosas a gusto y placer. Estamos de acuerdo que tenemos el deber de pedir condiciones de trabajo a quién esté obligado a darnoslas, pero antes tenemos que reflexionar (y mucho) acerca de cómo hacemos nuestro trabajo y cómo nos preparamos para hacerlo. La responsabilidad es de todos

Javier Prada dijo...

una gran nota, profundo analisis. me encantaria contctarme contigo b'to. saludos

Javier Prada dijo...

una gran nota, profundo analisis. me encantaria contctarme contigo b'to. saludos

btoae dijo...

Javier, puedes contactarme a mi mail betoacostae@gmail.com y mis datos de redes sociales estan en la columna de la derecha. Saludos.

Anónimo dijo...

muy buena la nota! felicidades